jueves, 23 de enero de 2014

Hasta la peineta...y más allá

Sí, mis queridos lectores y lectoras: estoy que reboso.

Estoy más allá de la peineta de más de lo mismo todos los días. De las medidas que el gobierno nos quieren vender con la cara más dura que el cemento, que ganas dan de partirle los morros a todos  si no fuera porque corro el peligro de romperme los nudillos, sobre todo a Floriano, que nace más tarde y nace botijo, porque no se puede ser más estulto, defendiendo lo indefendible, aunque luego viene el ministro de  Interior y lo mejora diciendo que si algo falla no nos preocupemos que para eso está Santa Teresa, que digo yo debe mandar más que la Virgen del Rocío, con permiso de Fátima Báñez, porque ésta última nada, de nada y sin embargo ganas me dan de irme de peregrinación cuando oigo a Montoro jurar y perjurar que no va a subir el IVA,porque eso quiero decir que nos va a meter un rejonazo en todo lo alto, y me desespero y me vuelvo a desesperar porque acto seguido nos aparecen casos de corrupción, uno más, pero ahora en el fútbol,y ya veremos, porque con dios hemos topado y cualquiera le pone el cascabel al gato, al mismo tiempo que escucho que procesan al juez que encarceló al sinvergüenza de Blesa, otro golfo apandador, y entonces vuelve a salir el efecto Gamonal, al que se están apuntando tirios y troyanos, y yo me adhiero, pero también me pregunto si eso se reflejará en la urnas o más de lo mismo, y, sin haber salido del asombro, se me retuercen más la tripas escuchando al obispo de Alcalá opinando sacras majaderías sobre el feminismo, como si él supiera de los problemas que tienen las mujeres por llevar faldones, que flaco favor le hace a los católicos, él y todos a los que se les llena la boca de "defensa de la vida" y luego son de los a dios rogando y con el mazo dando, pobre papa Francisco, no le queda mili, y veo a esa tribu de involucionistas bailando alrededor de Ruiz Gallardón, al que le falta  un telediario para resucitar la Santa Inquisición y ....


Lo dicho: hasta la peineta (*)

(*) Nota de la autora: el título de esta entrada ha sido modificado para no herir la sensibilidad que rodea este, nuestro país, que día a día vuelve al Nacionalcatolicismo,  y por no responder a una realidad fisiológica de la escritora. El título inicial era "Hasta los huevos..."

7 comentarios:

  1. y mucho más allá...tan más allá que incluso nos salimos del papel.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo hubiera titulado "Hasta los cojones" o en su defecto los ovarios, que habrá quien alegue que siendo mujer el autor, no los tiene (físicamente)

    ResponderEliminar
  3. hasta los ovarios y mas allá...por aquello de lo politicamente correcto...

    ResponderEliminar
  4. Yo sí que digo que estoy hasta los cojones. Y si alguien siente herida su sensibilidad por tal palabra, le recuerdo que un escritor tan católico y tan conservador como D. Francisco de Quevedo la empleaba mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, por querer corregir una errata me ha salido dos veces el comentario. Nada, espero que la autora borre la primera.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Sí, hasta todo eso y más allá. Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar