domingo, 25 de febrero de 2018

Es lunes... ¿Y qué?

El domingo va llegando a su fin y me siento frente a la pantalla del ordenador para escribir una nueva entrada de mi blog en ese tránsito ya hacia el día de la luna.

La semana, como viene siendo habitual, se presenta llena de actividades, aunque parece que el torrente con que comenzó 2018 empieza a encauzarse. Y no es que me queje, hacerlo sería injusto, sino que hay momentos en los que me siento algo desbordada, como si todos aquellos objetivos, por los que tanto llevo peleando, estos últimos años se hubieran puesto de acuerdo para hacerse realidad.

De hecho,  veo que se van afianzando proyectos laborales y que mi carrera literaria también va madurando, y todo ello es digno de alegría. Pero, paradójicamente, a veces uno está al borde de morir de éxito, y eso es lo que hay que evitar. Nunca se debería llevar a cabo nada que nos pueda superar convirtiendo la satisfacción en una pesadilla que nos llena de angustia. El trabajo es trabajo, sin duda, pero en él también tenemos que encontrar la satisfacción y nunca una carga.

Solo una vez en mi vida no he sido feliz trabajando y lo dejé. Sí, renuncié a un buen sueldo, a un cargo de cierto prestigio en la administración porque era infeliz. Hubo gente que no lo entendió. La explicación era simple: yo no quería que llegara el domingo y la angustia del lunes se instalara en mi estómago una semana y otra, con el único horizonte del viernes para relajarme, para luego volver a empezar. Por eso renuncié.

Siempre he dicho que soy gata callejera acostumbrada a vagar libre. Me cuesta mucho amoldarme a horarios, a jefes y, sobre todo, a la rutina. A pesar de eso nunca me ha faltado trabajo. En cambio he de aceptar el hecho de que nunca sé lo que voy a ganar un mes, ni tengo una nómina, renunciando a lo que muchos llaman la "seguridad" por la satisfacción personal.

En fín, que mañana amanecerá para mí con la misma ilusión que cualquier otro día. Qué importa que sea lunes si vivimos con la alegría de una día de fiesta.

¡Sed felices!





4 comentarios:

  1. Interesante entrada con diferentes toques como viene siendo habitual; algo personal,otro poco laboral, una pizca de felicidad...
    Si quieres puedes dejar una frase en mi blog de algo que debas destacar del mes de febrero que se nos va.
    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
  2. Sono arrivata tramite amici, mi piace il tuo blog, lascio un saluto ed il piacere di seguirti.

    ResponderEliminar